¿Qué es el 4 x 1000?

Uno de los impuestos más comunes y polémicos es el 4 x 1000 o también conocido como Gravamen de Movimientos Financieros (GMF). Este, en resumidas cuentas, es un impuesto que se aplica a los movimientos financieros de los colombianos y, tal como su nombre lo indica, se trata de un descuento de 4 pesos por cada 1000 pesos de una transacción. Este impuesto puede ser aplicado a un retiro, un pago o un traslado que se realice desde una cuenta corriente o una cuenta de ahorros.

Un celular color blanco

Descripción generada automáticamente

¿De dónde nace el 4 x 1000?

La razón por la que este es un impuesto que causa un poco de polémica, es porque surgió inicialmente como una medida temporal que terminó volviéndose permanente. En 1998, durante el mandato presidencial de Andrés Pastrana, en Colombia se vivió una crisis financiera bancaria. Por esta razón, el 16 de noviembre de ese mismo año, mediante el decreto 2331 de 1998, el Gobierno de turno implementó el 2 x 1000 para hacerle frente a esta crisis bancaria que estaba atravesando el país.

En su momento, el impuesto fue establecido como una medida temporal que tendría una vigencia de 12 meses con una tarifa de 2 x 1000, es decir, se cobrarían 2 pesos por cada movimiento de 1000 pesos en una transacción. Sin embargo, el año siguiente, en 1999 bajo la emergencia económica que provocó un terremoto en la zona cafetera del país, se decidió el prolongamiento del impuesto durante un año más para solucionar la situación.

En los años siguientes, bajo decreto, el impuesto del entonces 2 x 1000 se volvió permanente. Pasados algunos meses de dicho año, la tarifa inicial subió a un 3 x 1000, para finalmente elevarse al monto actual que conocemos como 4 x 1000.

¿Cómo funciona el 4 x 1000?

Tal como se mencionaba anteriormente, el 4 x 1000 es un impuesto del Gobierno Nacional que es recaudado por las entidades financieras para luego ser girado directamente a las arcas del Estado, con algunas excepciones. De esta forma, los bancos no obtienen ninguna ganancia de este tributo.

De acuerdo con el artículo 879 del Estatuto Tributario, se establece que este impuesto se cobra hoy por hoy a las operaciones de débito de los depósitos y las carteras colectivas en el sistema financiero, con retiro de efectivo, cheque ordinario y de gerencia, talonarios, tarjetas débito, notas débito, traslado y cesión de recursos y, además, a las operaciones de pago a terceros.

De igual modo, es importante tener en cuenta que el artículo 879 del Estatuto Tributario ha sido modificado en múltiples ocasiones por lo que actualmente para pensar en el 4 x 1000 debemos considerar la Ley 1793 del 2014. Asimismo, a lo largo de los últimos diez años se ha propuesto repetidamente el desmonte gradual del 4 x 1000 hasta que llegara a cero, pero actualmente en el 2020, este impuesto sigue siendo vigente.

¿Cuáles son las excepciones del 4 x 1000?

Teniendo en cuenta el funcionamiento de este impuesto, existen también algunas excepciones para diferentes grupos poblacionales, en el que se incluyen algunos productos financieros que también han sido exonerados del pago de este impuesto. De acuerdo con los últimos datos, actualmente estas son las excepciones al 4 x 1000:

  • Los titulares con cuentas en el sector financiero pueden elegir una cuenta de ahorros para exentuarla de este tributo. Aún así, si la cuenta elegida sobrepasa los $11.994.500 pesos en movimientos mensuales, sí se deberá aplicar el 4 x 1000.
  • Los pensionados, pueden pedir el beneficio de la exención del 4 x 1000 para la cuenta en la que su Fondo de Pensiones les hace la consignación de su mesada.
  • Las transferencias entre cuentas corrientes, de ahorros comunes, cuentas de ahorro colectivo e inversiones que están en la misma entidad bancaria y a nombre de un mismo y único titular también se encuentran exentas de pagar el 4 x 1000.
  • Asimismo, los traslados entre inversiones o portafolios realizados desde una sociedad comisionista de bolsa, una sociedad fiduciaria o una sociedad administradora de inversiones que sea vigilada por la Superintendencia Financiera a favor de un mismo y único beneficiario, también se encuentran exentas del 4 x 1000.
  • Se hace también exención de este impuesto cuando los cheques de gerencia son expedidos con cargo a los recursos de la cuenta corriente o de ahorros del ordenante, siempre y cuando que la cuenta corriente o de ahorros sea de la misma entidad de crédito que expida el cheque de gerencia.

De acuerdo con el Estatuto Tributario, existen un total de 28 exenciones al 4 x 1000. Dentro de estas se encuentran no solo exenciones a cuentas de usuarios generales, sino también cuentas destinadas a subsidios, seguridad social u operaciones de liquidez. Para aplicar la exoneración del pago del 4 x 1000 a alguna cuenta, es necesario ponerse en contacto con el banco en el que se encuentre el producto y solicitar que sea exenta de este pago. Para esto es importante no contar con la exención del impuesto en ninguna otra cuenta, pues solo se puede aplicar a un producto a la vez.