¿Por qué entre más gano más gasto?

Imagen que contiene persona, ventana, laptop, interior

Descripción generada automáticamente

El dinero y la forma en la que lo gastas tiene que ver mucho más con tus emociones, autocontrol y personalidad que simplemente ser un medio de transacción para adquirir bienes. La relación entre el gasto y tus ingresos es muy estrecha y se ve influenciada por muchos más factores de los que te imaginas.

El consumo tanto de bienes como de servicios se ha convertido en la forma en la que vives la vida día a día. Alrededor de esto, intervienen muchas dinámicas más allá de la economía, el marketing o la publicidad. El factor emocional que se produce al gastar y recibir dinero juega un papel determinante en la forma en la que manejas tus finanzas. De hecho, de acuerdo con un estudio hecho por neurocientíficos de Wilfrid Laurier en Canadá, cuando tu cerebro identifica que estás ganando más dinero, hace todo lo posible para liberar más dopamina, la hormona que produce la sensación de la felicidad, y busca comprar y adquirir más cosas que te “darán más felicidad”.

Por esto, es común que te encuentres en la situación de revisar tus ingresos del pasado y te preguntes cómo podías sobrevivir con una suma de dinero inferior con la que ahora te mantienes. Y es que, en la mente, al encontrar restricciones o prioridades claras a la hora de disponer de tu dinero, será más fácil determinar qué es fundamental y qué no lo es. Por esto, aunque generalmente quieras enfocarte y tener prioridades en el gasto de tu dinero, entre más ingresos tengas vas a sentir que tienes un margen más amplio para gastar y poder recompensarte con un poco más de dopamina.

No sería la primera vez que se viera el caso de alguien que ganó la lotería o una suma de dinero importante de repente y en vez de mejorar su situación económica, como se esperaría, en muchas ocasiones al cabo de algunos años acaban en la bancarrota al no saber cómo manejar esta cantidad de dinero. En este sentido, es cierto que el tener mejores ingresos te permitirá tener acceso a más bienes y servicios y, en general, una mejor calidad de vida en cuanto a lo económico.

Sin embargo, el problema empieza cuando dejas de tener claro cómo gestionar tu dinero para mantener un equilibrio entre darte gusto con los ingresos que obtienes por tu trabajo, o gastarlo en cosas que sientes necesarias y saber cuándo es mejor ahorrarlo o invertirlo. No siempre es fácil determinar hasta qué punto algo es realmente una necesidad o es algo que pueda esperar y empiezas a satisfacer caprichos en lugar de necesidades reales.

Pero ¿cómo empezar a racionalizar tus gastos para tener unas finanzas equilibradas? Es en este momento que cobra relevancia la frase“El gasto es emocional y el ahorro es racional” es tan cierta. La planificación tanto de tus ingresos como egresos es la clave para no dejarte llevar por la idea del consumo como la mejor decisión que puedes tomar con tu dinero.

Para esto es importante empezar por educarte en temas financieros, generalmente no es un tema que se trabaje y el desconocimiento de cómo funciona el dinero, las deudas, el ahorro, los gastos, las tarjetas de crédito, los impuestos, los bancos, etc. pueden jugar en contra a la hora de tomar decisiones económicas y financieras.

Para empezar a conocer este mundo existen muchos medios autodidactas, pero un asesor financiero será siempre una excelente opción porque puede darte una explicación detallada y personalizada de cuáles son las mejores opciones en tu caso específico. Y, a diferencia de lo que se podría pensar, contar con un asesor financiero personal no es un lujo para quienes tengan grandes cantidades de dinero o movimientos financieros, es más bien una inversión en el futuro y bienestar económico de cualquier persona que se preocupe por sus finanzas.

Existen también otras acciones que puedes empezar a implementar en tu vida si sientes que estás gastando más de lo que ganas o que no estás aprovechando tus ingresos al máximo. A continuación, te presentamos algunas ideas para darle un manejo más consciente a tus finanzas que te permita tomar las riendas de tus gastos.

Captura de pantalla de un celular con letras

Descripción generada automáticamente

Finalmente, debes tener en cuenta que la idea no es dejar de disfrutar de tu dinero, sino hacerlo inteligentemente. Encontrar formas de incrementar tu nivel de vida sin necesariamente gastar más como realizar inversiones que te generen ganancias, es una buena idea que traerá beneficios a futuro. La vida no se trata de ganar más para gastar más, sino poder vivir mejor cada día. En GMCM puedes encontrar asesoría financiera para darle un manejo eficiente a tus finanzas y poder disfrutar de tu dinero sin comprometer tu futuro.