FinTechs en Colombia, todo lo que necesitas saber

En Colombia el sector financiero entró en el nuevo formato de las transacciones online hoy conocidas como FinTech.

Índice

1. El Pago

2. Emprender

3. Comunidad Fintech

4. Crédito

5. Control y vigilancia

6. El Gobierno

7. Crecimiento

8. Posicionamiento

¿Escuchaste más de una vez la palabra FinTech o viste en tus redes sociales pauta publicitaria de los productos y servicios de entidades bancarias y empresas del sector financiero? En este artículo podrás encontrar todo lo que debes saber acerca del fenómeno de desarrollo tecnológico en el mundo de las finanzas.

El 2020 fue un año de película, llegó el virus al país, inició la cuarentena, la vida cambió… Pero más que decir que fue un año de película, se puede decir que fue un año de avances financieros, tecnológicamente hablando.

Lo anterior, llevó al hecho de escuchar recurrentemente la palabra FinTech, que se refiere a la derivación en inglés Financial Technology y con ella todo un fenómeno a nivel financiero, en donde las empresas del sector empezaron a trasladar o extender sus servicios a un espacio digital con softwares y apps que rompieran la distancia entre sus servicios y sus clientes.

No hace más de tres años que empezaron a salir algunas aplicaciones para realizar pequeños movimientos bancarios. Sin embargo, la realidad financiera estaba dada dentro de los bancos y las empresas dedicadas a este sector, era una actividad en donde lo físico era el medio para desenvolverse. 

La llegada de la pandemia le dio un golpe abrupto a la cotidianidad de entidades y empresas dedicadas al sector monetario, lo que llevó a que si o sí buscaran nuevas estrategias para seguir funcionando. Los pagos y demás demandas bancarias no daban espera y tuvieron que aventurarse en el campo tecnológico, trasladando sus servicios a un medio intangible pero que daba respuesta a las necesidades presentadas en el momento.

1.El Pago

Esta actividad financiera dio paso para que muchas empresas se arriesgaran en el mundo online. La necesidad de hacer pagos sin contacto, hacer las compras a través de plataformas y páginas web, llevó a que se crearan diversas apps con funcionalidades como billeteras móviles o “wallets” y se implementaran muchas más opciones que le permitieran al cliente realizar todas las transacciones que hacía normalmente, solo que esta vez a través de la pantalla.

Conoce cómo calcular los pagos de tú tarjeta de crédito

Dentro de este mismo universo tecnológico comienzan a impulsarse los e-commerce, generando también una necesidad de un canal transaccional. Este tipo de ventas online o comercio electrónico creció en un año lo que llevaba en cuatro. Según una publicación del diario La República, en donde citan a la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico “el e-commerce ha crecido entre 50% y 80% durante la cuarentena, siendo las categorías de deportes (85,6%), retail (52,9%) y salud (38,2%) las que más crecen.”

Estas nuevas dinámicas dadas inicialmente por obligación han venido abriendo las puertas de muchos y muchas que han tenido que reinventar sus quehaceres. No solo los almacenes de grandes cadenas y las marcas reconocidas tuvieron que trasladar sus productos a tiendas virtuales, sino también las personas se vieron obligadas a impulsarse en el mundo del emprendimiento fortaleciendo algunos sectores financieros.

2. Emprender

La pandemia hizo que no sólo el sector financiero se reinventará sino que también impulsó a muchos emprendedores a lanzar sus productos y servicios fortaleciendo el crowdfunding, otro servicio que ha hecho despegar las fintech en tiempos de COVID-19. Según Gregorio Gandini, columnista de la revista Dinero el término corresponde a “el uso de pequeñas cantidades de capital proveniente de muchos inversionistas para financiar un negocio o nuevo emprendimiento a través de plataformas especializadas. Estas plataformas realizan una evaluación del proyecto, ofreciéndolo por un periodo determinado, lo que las convierte en una alternativa muy utilizada por emprendimientos que podrían tener problemas en acceder al crédito bancario tradicional.” Es decir, que funciona como una financiación colaborativa.

Este tipo de recurso financiero funciona en dos sentidos: el primero como “Préstamos en los que el deudor se compromete a pagar a una tasa de interés determinada con una periodicidad y unos plazos específicos.” y el segundo como una “Inversión en equity del emprendimiento, lo que termina convirtiendo en cierto sentido en accionista al inversionista.”

Esta modalidad de “prestamo” permitió que muchas personas tuviesen de donde rescatar el 2020 y sacar adelante sus ideas de negocio, ya que para este año la cifra de desempleo terminó en 15,9% aumentando 5,4 puntos porcentuales más que las del año 2019.

Retomando el contexto de los avances financieros y la nueva ola de las FinTech, es importante decir que este sector no solo se desarrolló a nivel tecnológico sino que también lo hizo a nivel social creando así un grupo de empresas y entidades dedicadas paralelamente a actividades monetarias digitales.

3. Comunidad Fintech

La intensidad con la que muchas organizaciones dedicadas al sector financiero se lanzaron a esta nueva forma de ofrecer sus servicios generó una nueva comunidad conocida hoy como Colombia Fintech. Este gremio representativo cuenta con más de 100 empresas FinTechs asociadas y trabaja como un actor estratégico en la economía actual del país.

Según Colombia Fintech, la pandemia ha sido un terreno de crecimiento para el sector financiero, concentrando a más de 4,5 millones de clientes en esta nueva forma de hacer finanzas, aunque resaltan “que en pasarelas o procesadores de pago electrónico hay vinculadas más de 12 millones de personas.”.

Dentro de las visiones que tiene esta comunidad financiera es hacer el sector más inclusivo y por supuesto mejorar la economía del país. El presidente de Colombia Fintech, Erick Rincón, afirma que las FinTechs “son una solución para inyectar liquidez a la economía con crédito y con factoring, es decir, la negociación electrónica de facturas que se convierten en una eficiente ayuda para los microempresarios. También con crédito digital para profesionales independientes, o para pagos de nómina y para ayudar a poblaciones infra o subancarizadas.”

Las FinTech han tenido un rápido crecimiento claramente por la acogida en sus clientes en cuanto a temas de tiempo y distancia, pero también como respuesta a la amortiguación en la necesidad de créditos y recursos financieros que alivien situaciones como el desempleo.

4. Crédito

Probablemente el volumen de clientes se da por el déficit económico de los colombianos y su necesidad de recurrir a recursos financieros como los créditos, que han venido jugando un papel muy importante en la aceleración del crecimiento de las FinTech. Según un estudio de Valora Analitik en donde analizaron un reporte de la central de información financiera Datacrédito Experian “para finales de 2020 “hubo un crecimiento del 95 % en el valor de las operaciones de crédito de las personas naturales, al pasar de $5 billones a $ 9,8 billones”.

Bajo ese contexto, hoy se pueden encontrar apps de crédito en donde el proceso de inicio a fin es totalmente online. Es decir, desde la vinculación de clientes, la creación del crédito y la emisión de garantías, con lo que dan seguridad técnica y operacional.

Sin embargo, no sólo las personas fueron las que solicitaron créditos de grandes sumas sino también las empresas que se vieron gravemente afectadas por la situación. Según una publicación del diario La República, para julio de 2020 “el total de la cartera bruta de los establecimientos de crédito se ubicó en $526,2 billones, lo que representó un aumento de 6,5% frente al mismo periodo del año anterior, cuando el monto total de los préstamos desembolsados se ubicó en $484,5 billones.”

Este fenómeno financiero que ha trasladado sus servicios a un medio digital claramente se debía regular en algún momento, de ahí que entrara a jugar un papel importante las diferentes entidades reguladoras y definieras unos parámetros para esta nueva realidad.

Conoce cómo hacer tú presupuesto personal mensual

5. Control y vigilancia

Precisamente en temas de garantías, la Unidad de Regulación Financiera (URF) por medio del Ministerio de Hacienda expidió el pasado 14 de septiembre, el decreto 1234, que corresponde al Sandbox regulatorio que permite a las entidades financieras y a cualquier otro interesado realizar pruebas controladas para la innovación y prestación de servicios financieros digitales, creando un ambiente propicio y seguro para el desarrollo de las FinTech y el decreto 1235, que se refiere al aumentó en los montos a los que podrán acceder las empresas a través del crowdfunding.

Además, cabe destacar que las FinTech que ofrecen el servicio de pago digital son supervisadas por la Superintendencia Financiera, mientras las de crédito digital son vigiladas por la Superintendencia de Industria y Comercio.

Adicional a este marco regulatorio, la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) creó el Grupo de Trabajo de Innovación Financiera y Tecnológica (InnovaSFC) con el objetivo de tener una mayor cercanía y actuar en pro de la innovación en el sector financiero. El papel de este grupo es investigar, supervisar y expedir normativas que le garanticen a las personas y empresas transparencia y seguridad en todas las actividades financieras ofrecidas por las FinTechs.

Según el informe de seguridad cibernética elaborado en 2020 por Six, empresa especializada en la adquisición, valoración y difusión de información financiera internacional, el sector financiero sigue siendo un objetivo de ataques cibernéticos frecuentes, en donde “La suplantación de identidad (phishing), seguida por el uso de programas de secuestro mediante cifrado (ransomware), son las mayores amenazas que perciben las entidades, lo cual guarda relación con que el correo electrónico sea el principal vector de ataques dirigidos a organizaciones financieras.” Además, enfatiza que por el contexto de pandemia ha tenido un repunte significativo, por lo que es importante fortalecer el marco de seguridad de estos nuevos servicios financieros digitales.

6. El Gobierno

Por otro lado, es importante hablar del papel del gobierno como fuente de apoyo a esta transformación del sector financiero. En ese sentido La presencia del gobierno en el desarrollo de las FinTech ya se venía trabajando, pero de la misma manera en que se aceleró la legislación para el funcionamiento de esta nueva forma de hacer finanzas, se aceleraron las colaboraciones entre estas dos partes a tal punto que las FinTech asumieron un rol importante en las medidas de amortización de la crisis financiera en Colombia. Su desarrollo permitió acelerar asuntos de entrega de alivios económicos, oportunidades de crédito a pymes y mipymes, emprendedores y emprendedoras e incluso a grandes empresas en crisis.

Adicionalmente, ha lanzado proyectos como el del pasado 23 de noviembre, en dónde en conjunto con Banca de las Oportunidades y MiLAB, laboratorio Govtech destinaron $1.239 millones, para impulsar las diez mejores propuestas interesadas en llegar, con innovaciones tecnológicas, a población tradicionalmente excluida del sistema financiero.

7. Crecimiento

La permeabilidad que ha tenido esta nueva versión del sector financiero en muchos otros sectores ha permitido que varias empresas y negocios se transformen y modifiquen su forma de operar. Según la revista Forbes, “compañías de distintos sectores están encontrando en las FinTechs aliados potenciales para impulsar rápidamente su transformación, conectado fuentes de datos y ambientes digitales para posibilitar, entre otras cosas, medios de pago para telemedicina, donaciones a través de una app o financiación para compras en e-commerce.”.

Colombia FinTech en una de sus publicaciones menciona que “Colombia es el tercer ecosistema Fintech más grande de América Latina después de crecer un 45% en un año y medio.” También, destaca que en los últimos meses se han desarrollado más de 80 empresas FinTech haciendo crecer la comunidad, impulsadas por el crecimiento en segmentos como “Tecnologías Empresariales para Instituciones Financieras (ETFI en sus siglas en inglés), gestión patrimonial, comercio y mercados de capital, préstamos y gestión de finanzas personales.”

8. Posicionamiento

Sin duda alguna, la pandemia resultó siendo un catalizador del desarrollo tecnológico en el sector financiero, llevando a Colombia a ocupar el lugar número uno en adopción de FinTech en Latinoamérica y el lugar número cinco en el ranking mundial, cómo se puede evidenciar en la siguiente gráfica.

Imagen tomada de: Diario La República, Colombia es el primer país en Latinoamérica en adopción de FinTech.

Además, se puede apreciar que según el informe EY, como se ve en la gráfica casi el 100% de la población del mundo conocen una FinTech y que cada vez son más los usuarios que se trasladan a esta nueva forma de funcionamiento financiero.

Es importante resaltar el papel de Colombia en el desarrollo financiero tecnológico a nivel mundial, pues competir a un lado de potencias mundiales como China habla del avance positivo que ha tenido el país en el sector económico y de banca.

En definitiva, esta visión general de lo que ha sido este fenómeno de crecimiento tecnológico en el sector financiero ha evidenciado que en medio de la crisis hay oportunidades. El país ha dado un paso gigante en este campo y se han logrado consolidar procesos que en otras circunstancias hubieran tardado meses, incluso años. Actualmente, como lo evidencia la gráfica 3 de cada 4 usuarios usan una FinTech para realizar sus pagos y cada vez son más el número de personas que se acercan este nuevo formato y aunque existen grandes retos como eliminar los ataques cibernéticos, hacer llegar estas apps y softwares a todos los rincones del país existe una esperanza para la economía colombiana y para cada uno de los usuarios que hoy se benefician con los productos y servicios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *